El Palacio Ducal de Gandia, símbolo del poder Borja

Conocido también como Palacio de los Borja, a partir del establecimiento de una rama de la familia en 1485, su origen se remonta a siglo y medio atrás, a la época de los duques reales de la Corona de Aragón. Junto a la colegiata, es el edificio más notorio y antiguo de la ciudad, sobrio ejemplo del gótico civil.

Los jesuitas, a su vuelta tras la expulsión de 1767, recuperaron la casa natal de san Francisco de Borja, tercer general de la orden y cuarto duque de Gandia, y convirtieron el palacio en noviciado, residencia y museo hagiográfico entorno a la figura del noble jesuita y santo.

Actualmente la edificación también está equipada con el Espacio de las Emociones, una sala multimedia que muestra al visitante los episodios fundamentales de la historia del Ducado de Gandia, de mayor poder y esplendor: como cuna de los “Clásicos” de la literatura del Siglo de Oro Valenciano (siglo XV) y de los duques Borja.

Sigue leyendo

Anuncios