Estambul: Top 10 Lugares Imprescindibles

Capital del Imperio Romano de Oriente, del Imperio Otomano y de la posterior República, Estambul es la ciudad más grande de Turquía y también una de las mayores de Europa. Aunque en 1923 la capital del país se traslada a Ankara, Estambul sigue teniendo un gran protagonismo en el ámbito industrial, comercial y cultural turco.

Un crisol cultural y étnico, centro de dos de los imperios más poderosos de la historia, que ha dejado huella en su vasto y extraordinario patrimonio. Su núcleo histórico se ubica en el estrecho del Cuerno de Oro y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985.

De su extensa nómina monumental, no debemos dejar de visitar los siguientes 10 Lugares Imprescindibles:

1. PALACIO DE TOPKAPI

Situado entre el Cuerno de Oro y el Mar de Mármara, el “Palacio de la Puerta de los Cañones” fue el centro administrativo del Imperio Otomano desde 1465 hasta 1853. Su construcción (1459-1465) fue ordenada por el sultán Mehmed II, siguiendo las normas de la arquitectura seglar turca. Es un entramado complejo de edificios unidos por patios o jardines, con una superficie total de 700.000 metros cuadrados, y rodeados por una muralla bizantina. En la actualidad, el Topkapi es un museo de la época imperial, que exhibe colecciones de extremado valor: armas, miniaturas, retratos, relojes, porcelana europea, orfebrería en plata…

2. MEZQUITA AZUL

Separada de la Catedral de Santa Sofía por un hermoso espacio ajardinado, la Mezquita Azul fue construida en tiempos del sultán Ahmed I. Su singularidad radica en que es una de las dos mezquitas de Turquía que cuentan con seis minaretes, junto con Adana. En el momento de su construcción se criticó al sultán por presuntuoso, ya que su proyecto pretendía contar con el mismo número de minaretes que la mezquita de la Kaaba, en La Meca. No obstante, el sultán Ahmed no cejó en su empeño y solucionó el problema construyendo un séptimo minarete en la mezquita de La Meca. Además, está ricamente decorada en el interior, con azulejos, ventanales, inscripciones árabes y columnas de mármol.

3. CATEDRAL DE SANTA SOFÍA, LA DIVINA SABIDURÍA

Frente a la Mezquita Azul se alza Santa Sofía, la antigua catedral cristiana de Constantinopla (hoy Estambul) y una de las obras más sublimes del arte bizantino. Se construyó sobre la primitiva basílica de Constantino, entre el 532 y el 537, durante el reinado de Justiniano, en el periodo conocido como “Primera Edad de Oro“. Sus arquitectos realizaron un diseño sin antecedentes, cubriendo el edificio con una cúpula central sobre pechinas, que reposa sobre cuatro arcos sostenidos por cuatro columnas, y con dos semicúpulas que le hacen de contrafuerte. Utilizada como iglesia cristiana durante casi mil años, los otomanos la convirtieron en mezquita a su llegada en 1453, agregándole cuatro minaretes y los medallones decorativos interiores. Desde 1935 ejerce como museo.

4. HIPÓDROMO

El Hipódromo de Constantinopla, centro deportivo y social de la ciudad romana, es actualmente la Plaza del Sultán Ahmed, Sultanahmet Meydani. De la antigua construcción únicamente han sobrevivido varios adornos que fueron colocando los sucesivos emperadores: la spina, dos obeliscos y la columna serpentina. La pista original del hipódromo, en forma de U, se encuentra dos metros más abajo del recorrido actual. Se estima que tenía cerca de 450 metros de largo y 130 metros de ancho, con capacidad para 100.000 espectadores. En la entrada norte de la plaza, frente a la Mezquita Azul, se halla una fuente de estilo neobizantino, construida por el gobierno alemán en 1900, para conmemorar la visita del emperador Guillermo II en 1898.

5. YEREBATAN SARAYI, LA CISTERNA BASÍLICA

La Cisterna Basílica es la reserva de agua más grande de entre los cientos que se encuentran debajo de la ciudad de Estambul. Situada a 150 metros al oeste de la Catedral de Santa Sofía, el nombre de esta estructura subterránea se deriva de una gran plaza pública en el Capitolio de Constantinopla, la basílica Stoa, bajo la cual fue construida originalmente. En la esquina noroeste de la reserva se encuentran las bases de dos columnas talladas con el rostro de Medusa. Se cree que fueron llevadas allí después de haberlas retirado de un edificio romano de época tardía. Además, la tradición afirma que los bloques están orientados con el fin de anular el poder de su mirada, que deja petrificado a quien osa mirarla.

6. CEMBERLITAS HAMMAM, BAÑO TURCO

Situado junto a la Columna Cemberlitas, cerca del Gran Bazar, se construyó en 1584 de la mano del arquitecto Mimar Sinan y bajo el mandato de la sultana Nur-u Banu, esposa del sultán Selim II. En la actualidad sigue prestando servicio.

7. GRAN BAZAR

Es de los bazares más grandes del mundo, con más de 58 calles y 4.000 tiendas, que recibe entre 250.000 y 400.000 visitantes diarios. Es especialmente conocido por sus joyerías, orfebrerías, tiendas de especias y de alfombras.

8. MEZQUITA DE SULEIMAN I, EL MAGNÍFICO

Situada en la tercera colina de Estambul, es una mezquita imperial otomana y la segunda más grande de la ciudad, con una de las panorámicas más conocidas. Fue construida durante el mandato del sultán Suleiman I, el Magnífico, entre 1550 y 1557. Su arquitecto, Sinan, la concibió en contraposición a la bizantina Santa Sofía, de forma más simétrica, racional y simple que la de los arquitectos otomanos precedentes.

9. TORRE GÁLATA

Dominando el horizonte, la Torre Gálata se ubica al norte del Cuerno de Oro. Tiene una altura de 66,9 metros y consta de nueve plantas, siendo la estructura más alta de la ciudad en 1348, momento de su construcción. En la década de 1960 se sustituyó su interior original de madera por una estructura de hormigón y se abrió al público. En las plantas superiores se encuentra un restaurante y una cafetería, desde donde se disfruta de excelentes vistas de Estambul y del Bósforo.

10. PALACIO DOLMABAHÇE

Emplazado en la costa europea del Bósforo, este palacio fue el principal centro administrativo del Imperio Otomano de 1853 a 1922. Construido por el sultán Abd-ul-Mejid I entre 1842 y 1853, constituye el primer palacio de estilo europeo en Estambul y sus techos fueron adornados con catorce toneladas de oro. Pero en su interior alberga, además, muchos más tesoros dignos de contemplar: como la mayor araña de cristal de Bohemia, una extensa colección de candelabros de cristal de Baccarat y de Bohemia, un gran número de alfombras de la Fábrica Imperial de Hereke o la famosísima escalinata de cristal, con forma de doble herradura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s